Que pasa si me da taquicardia en el embarazo?

¿Cómo tratar la taquicardia en el embarazo?

En la taquicardia paroxística supraventricular, primero deben intentarse maniobras de estimulación vagal. En mujeres embarazadas con fibrilación auricular, el objetivo del tratamiento es la conversión a ritmo sinusal o el control de la frecuencia ventricular con un betabloqueador cardioselectivo o digoxina.

¿Por qué a las embarazadas les duele el corazón?

Debido al impresionante esfuerzo que te exige el embarazo, es probable que tu corazón se resienta. Si sientes un repentino dolor en el pecho o una falta de aliento, no asumas que se debe al embarazo; consulta con tu médico, porque puede tratarse de un problema cardíaco.

¿Cuál es el pulso de una mujer embarazada?

Entre otras cosas, la frecuencia del pulso durante el embarazo puede verse alterada y ser mayor de la habitual. Así pues, se consideran pulsaciones normales para las embarazadas las que van de entre 85-90 latidos por minuto, pudiendo ser de hasta 100 latidos por minuto en ocasiones.

¿Cuántas pulsaciones por minuto debe tener una mujer embarazada?

La frecuencia cardíaca fetal normal generalmente varía entre 120 y 160 latidos por minuto (lpm) durante el embarazo, pero es cierto que, en las primeras semanas del primer trimestre, la frecuencia cardíaca del bebé puede ser algo más lenta.

ES INTERESANTE:  Quien presento la ley del aborto en Argentina?

¿Qué remedio casero es bueno para bajar las pulsaciones?

Estilo de vida y remedios caseros

  1. Reduce el estrés. Prueba con técnicas de relajación, como meditación, yoga o respiración profunda.
  2. Evitar los estimulantes. La cafeína, la nicotina, algunos antigripales y las bebidas energéticas pueden hacer que el corazón lata rápido o de forma irregular.
  3. Evitar las drogas ilegales.

¿Qué es lo que provoca una taquicardia?

Normalmente, una taquicardia se produce por afecciones como la hipertensión o por un riego sanguíneo deficiente, pero otra de las razones comunes por las que se produce es por un esfuerzo emocional demasiado grande o por la ingesta desmedida de alcohol o cafeína.