Que pasa cuando una mujer embarazada tiene infeccion urinaria?

¿Qué causa la infección urinaria en el embarazo?

Las infecciones urinarias. obtenga más información son comunes durante el embarazo, aparentemente debido a la estasis urinaria que resulta de la dilatación ureteral hormonal, la hipoperistalsis ureteral hormonal y la compresión del útero en crecimiento contra los uréteres.

¿Cómo curar la infección urinaria en el embarazo?

De esta forma, los medicamentos más indicados para el tratamiento de la infección urinaria en el embarazo, además de la Cefalexina o Ampicilina son:

  • Amoxicilina;
  • Ceftriaxona;
  • Ceftazidima;
  • Nitrofurantoína;
  • Macrodantina.

¿Qué puedo tomar para la infección urinaria sin receta?

Para los síntomas urinarios, como dolor o ardor, hay un medicamento que puede comprar sin receta médica. La fenazopiridina (como Azo-Gesic, Azo-Standard y Uristat) puede aliviar estos síntomas.

¿Cómo quitar infección de orina rápido?

Estilo de vida y remedios caseros

  1. Bebe mucha agua. El agua ayuda a diluir la orina y expulsar las bacterias.
  2. Evita las bebidas que puedan irritar la vejiga. Evita el café, el alcohol y los refrescos que contengan jugos de cítricos o cafeína hasta que la infección haya desaparecido. …
  3. Usa una compresa térmica.

¿Que antibiotico se usa para infección urinaria?

Los antibióticos más usados son el trimetoprim, la amoxicilina y la ampicilina. También una clase de fármacos llamados quinolonas se usan para tratar infecciones del tracto urinario, como son la ofloxacina, ciprofloxacina y trovafloxina.

ES INTERESANTE:  Como curar estrias de embarazo?

¿Qué analgesico puedo tomar para infección urinaria?

La fenazopiridina es el principal analgésico recetado por el médico, porque su acción reduce la cantidad de espasmos y anestesia la vejiga y la uretra, aliviando síntomas como dolor al orinar o quemazón durante todo el día.

¿Qué pasa si una infección urinaria no se quita?

Las infecciones de orina no tratadas pueden provocar graves problemas de salud e incluso una septicemia; una infección multiorgánica y generalizada que puede provocar la muerte. El hecho de que sean frecuentes no las hace menos peligrosas.