Que gaseosa se puede tomar en el embarazo?

¿Qué pasa si tomo gaseosa en el embarazo?

Beber refrescos azucarados durante el embarazo puede aumentar el riesgo de que el futuro bebé padezca sobrepreso u obesidad infantil, según señala un estudio cuyas conclusiones se han publicado en un artículo en JAMA Pedriatics.

¿Qué bebidas no se pueden tomar en el embarazo?

¿Qué debemos evitar? Bebidas estimulantes (café, té, infusiones, bebidas energéticas y refrescos). En el caso del té o el café, no se recomienda superar las 2 tazas al día como máximo. Por su parte, en cuanto a refrescos, es recomendable optar por los que son sin azúcar (las burbujas no son un problema).

¿Qué gaseosa puede tomar una embarazada?

No hay ningún estudio que demuestre que los endulzantes artificiales dañan al feto. La FDA ha considerado que es seguro consumir Stevia, Equal, NutraSweet y Splenda durante el embarazo.

¿Qué pasa si tomo coca cola en el embarazo?

Sin embargo, las madres en los primeros 90 días de embarazo deben evitar tomar refrescos de cola, ya que la mayoría de ellas contienen sustancias tales como cafeína y clonidina, las cuales son estimulantes fuertes de los que se ha demostrado que causan deformidades en experimentos animales.

¿Qué antibiotico puede causar un aborto?

CMAJ, 1 de mayo de 2017 El uso de macrólidos (exceptuando la eritromicina), quinolonas, tetraciclinas, sulfonamidas y metronidazol, durante el inicio del embarazo se asoció con un mayor riesgo de aborto espontáneo.

ES INTERESANTE:  Cuales son las consecuencias sociales y psicologicas del aborto?

¿Qué pasa si bebo y fumo sin saber que estoy embarazada?

Cuando se ha tomado alcohol sin saber que existía un embarazo, se suelen producir abortos espontáneos tan precoces que la mujer ni siquiera llega a enterarse de que ha estado embarazada.

¿Qué medicamentos puede tomar una embarazada y cuáles no?

Para dolores de cabeza y de cuerpo, la Dra. Baldwin dice que es seguro tomar Tylenol, Tylenol extra fuerte o paracetamol. Se desaconsejan otros analgésicos, como ibuprofeno o naproxeno, por sus posibles efectos en el feto.