Que es lo que no puedo comer si estoy embarazada?

¿Qué no puedo comer cuando estoy embarazada?

Qué no puede comer una embarazada

  • Pescado con mercurio, pescado crudo y mariscos. …
  • Quesos a base de leche sin pasteurizar. …
  • Leche y zumos sin pasteurizar. …
  • Huevos crudos. …
  • Carnes y aves crudas o poco cocidas. …
  • Brotes crudos o poco cocidos. …
  • Productos preparados cárnicos. …
  • Dulces, carbohidratos y comida rápida.

¿Qué alimentos puedo comer si estoy embarazada?

Come alimentos que contengan fibra.

  • Verduras y frutas, como alverjas, espinacas, peras y plátanos guineos.
  • Granos integrales, como arroz integral, pan de trigo integral y avena.
  • Frijoles, como los negros o los rojos.

¿Que no se debe hacer durante el embarazo?

El consumo de alcohol parece ser más dañino durante los primeros 3 meses del embarazo; sin embargo, tomar alcohol en cualquier momento del embarazo puede ser perjudicial. El alcohol incluye la cerveza, el vino, las bebidas a base de vino y el licor.

¿Qué fruta no se puede comer durante el embarazo?

Las frutas ácidas pueden agravar la acidez y el reflujo estomacal, así que es importante tomarlas con moderación en el embarazo. Durante estos meses es especialmente importante lavar bien la fruta antes de comerla para eliminar bacterias nocivas y residuos de plaguicidas o pesticidas. Pelándolas evitaremos riesgos.

¿Qué pasa si una embarazada come picante?

En el caso particular de la comida picante, la realidad es que los alimentos picantes no afectan ni al embarazo en general ni al bebé en particular.

ES INTERESANTE:  Cuanto se cobra por embarazo y nacimiento?

¿Qué es lo que le hace daño a una embarazada?

los huevos crudos o los alimentos que contienen huevos crudos, lo cual incluye la mousse, el tiramisú, la masa para hacer galletas que no esté totalmente cocida, el helado casero y la salsa César para ensaladas. el pescado crudo o poco cocido (sushi), los mariscos o las carnes crudos o poco cocidos.

¿Por qué no debe barrer una mujer embarazada?

NO lavar ropa, barrer y limpiar el piso. No es a fuerzas, pero mejor evita esas tareas que te hacen agacharte repetitivamente. Sí las haces durante mucho tiempo, es posible que aparezcan dolores a la altura de la espalda baja y piernas, mismo caso a como sucede con mover muebles.